Luz Floral S de RL de CV

Los Doce Rayos Divinos en las Flores de Saint Germain

Las Flores de Saint Germain contienen la energía de los Doce Rayos Divinos que son expresiones cualidades de la Divinidad Suprema, energías bendiciones y energías gracias que nos armonizan y nos curan, alineando así a nuestro yo interno, transformándonos en seres humanos más sabios, perceptivos, conscientes, saludables, felices y espirituales. Lo que presento en el trabajo que vengo desarrollando junto a las flores, es la revelación de la ciencia de los Rayos Divinos.

Esta nueva ciencia surge por el descubrimiento de la actuación de los Rayos junto a las esencias florales extraídas de flores especiales. Muchos usuarios que fueron agraciados por los Dones integradores y armonizadores de las esencias florales me revelaron sentirse como tocados por un milagro en contacto con sus energías.

El Cuarto Rayo, en el reino vegetal, es el que mantiene la pureza y la perfección del Plano Divino de la Creación. Su energía trae, para este reino, la armonía a través de la síntesis de estos atributos conjuntamente con la armonía del color.

{mospagebreak}

El Sexto Rayo, en el reino vegetal, determina la familia, la apariencia, la fuerza, el porte y la naturaleza de las plantas. El efecto conjunto de estos rayos resulta en el perfume. En el reino vegetal, las flores poseen el mayor poder de concentración de Fuerza Vital y son las partes más evolucionadas de las plantas. El movimiento de las plantas y de las flores en dirección a la luz nos revela su vocación y evolución, como también la de todas las formas de vida.

Por las flores, a través de las esencias florales, los Rayos Divinos nos inducen a la búsqueda de la luz. Nos impulsa a la perfección, llevándonos a percibir la necesidad de que sublimemos nuestra alma humana para que liberemos nuestra Alma Divina.

En nuestro plano físico, durante la noche, en el reino vegetal, las plantas respiran absorbiendo el oxígeno que respiran desprendiendo el gas carbónico. Durante el día, en el reino vegetal, además del proceso de fotosíntesis, predominan los efectos de transmutación y purificación del aire; es cuando las plantas absorben el dióxido de carbono y desprenden el oxígeno.

En este reino, en los niveles sutiles, se da el mismo proceso de transmutación y limpieza, sólo que de las energías sutiles negativas que están sobre el planeta, que son destilaciones mentales de pensamientos y palabras destructivas y negativas emitidas por la humanidad.

De forma similar, surge, en los niveles suprafísicos, por atracción magnética, el proceso de absorción de las destilaciones mentales y emocionales negativas de la humanidad. En las flores, donde hay mayor concentración de Energía Vital de las plantas, el proceso es de sublimación, en los niveles más sutiles. No es aconsejable comer flores, porque, en el nivel físico, la energía es densa. Excepto algunas flores, las que la humanidad viene utilizando hace millares de años, principalmente para hacer tés y tinturas.

Sin la existencia del reino vegetal en este planeta, la humanidad enloquecería y dejaría de existir, envuelta y asfixiada por sus propias destilaciones energéticas suprafísicas mentales y emocionales tóxicas.

{mospagebreak}

El Dr. Bach nos aclara, en sus escritos, que no debemos hacer esencias florales con flores de plantas venenosas, porque vibran muy bajo energéticamente. Las plantas venenosas con sus flores prestan un importante trabajo de limpieza y transmutación energética al planeta. Las esencias florales hechas con estas flores nos sintonizan solamente con el plano astral más bajo, y de esta forma no elevaríamos la luz, por lo tanto no existiría expansión de la consciencia ni la cura del alma.

Por la actuación de los Rayos Divinos, los bloqueos energéticos causados por nuestras actitudes mentales y emocionales negativas, causantes de las enfermedades, son transmutados por las flores energizadas.

 
Estás aquí : Inicio : Contenido : Los Doce Rayos Divinos en las Flores de Saint Germain